Nuevas normativas europeas  entraron en vigor el pasado 31 de agosto, las normativas EN 81:20 y EN 81:50.  Normativas que armonizan con la Directiva 2014/33/UE y regulan los aspectos relacionados con el diseño de ascensores eléctricos e hidráulicos, así como las reglas de diseño, la resistencia de materiales y los cálculos y ensayos de los componentes de seguridad. Bajo esta normativa se establecen los requisitos de seguridad, tanto para los que transportan personas como los que trasladan personas y también cargas.

Con estas directrices los usuarios encontrarán mayor resistencia de los elementos como paredes, espejos, y puertas, más iluminación tanto en el uso normal como de emergencia y la instalación de medidas contra aperturas accidentales o forzadas. Además queda establecido en 80 Kg el peso estándar del usuario para determinar la capacidad de los ascensores.

Estudios avalan que España es el país con más ascensores por habitante en el mundo, con una media de 19.8 elevadores por cada mil personas. En España hay más de un millón de ascensores en funcionamiento, de los cuales la mitad tienen más de 20 años, y de ellos el 80 % de los ascensores se encuentran en edificios residenciales. Según FEEDA (La Federación Empresarial de Ascensores) y AENOR (La Asociación Española de Normalización y Certificación) se trata del cambio más importante del diseño del ascensor en los últimos 20 años.

El objetivo con estas nuevas normativas europeas es minimizar el riesgo de Accidentes asociados al uso normal, mantenimiento y las maniobras de emergencia. Aunque no lo parezca, el ascensor es uno de los medios de transporte más seguro, y a raíz de esta normativa, lo va a ser más. Esta nueva directiva europea además obliga a las empresas a instalar ascensores más seguros, gracias a los cambios de diseño y al cumplimiento de las normas técnicas UNE-EN 81-20 y UNE-EN 81-50.

¿Cómo vamos a implantar en MONTES TALLON las nuevas normativas europeas?

Descargando aquí el pdf